Claves prácticas para emprender

Inscríbete al Programa EMPRENDE PLANA BAIXA

No hay una receta mágica para el éxito de tu empresa, pero sí que os podemos dar 5 pautas que harán que vuestro sueño de tener una empresa tenga muchas más probabilidades de  éxito.

 

1. Emprende en algo que te apasione

 

El camino del emprendimiento es difícil y con múltiples escollos que vas a tener que salvar. Sin pasión,  ese camino te va a resultar mucho más duro. Esto no quiere decir que la pasión que pongas en construir tu propia empresa, te haga perder de vista que debe ser sostenible económicamente y que,  para ello,  necesites que un modelo de negocio que sustente tu idea.

2. Diseña tu Modelo de Negocio

 

El modelo de negocio te permite  elevar los pilares para que el desarrollo de tu idea se convierta en una empresa. Además, te permite visionar cómo cada una de sus elementos influye en los demás.

Va a ser fundamental a la hora de ver qué valor creas para tus clientes y qué valor capturas para la sostenibilidad de tu negocio.

En los inicios de tu empresa, es importante que diseñes un modelo de negocio y que valides cada una de sus partes. Por lo tanto el modelo de negocio tiene que estar vivo, ser flexible  y debemos contrastar cada una de las hipótesis que lo sustentan. Nuestro validador es Nuestro Cliente.

El Business plan llegará más tarde…

3. Nuestras amigas son las ventas

 

Una buena idea bien implementada no es negocio sin que el cliente te la compre. El proceso de validación, primero de la Idea y luego de la propuesta de valor,  van a ser claves para que la probabilidad de éxito de nuestro negocio sea mucho mayor.

En este camino, nuestras amigas las ventas son nuestros mejores aliados. Son un termómetro para la validación y nos indican si hemos ido en buena dirección.

4. Gestiona la caja

 

La caja es nuestro santo grial. ¡¡La tenemos que custodiar!!.

Siempre nos debemos cuestionar el rendimiento que va a tener cada euro que salga de ella. Por eso es importante, en las primeras fases de la empresa,  ir validando cada paso de la manera más ágil y barata posible.

Debemos reservar la munición para un arranque potente, una vez nuestro modelo esté validado por el mercado.

Y aunque sea obvio……el dinero que genera la empresa es para impulsar la empresa e imprescindible para la supervivencia  en sus primeras fases.

5. Sin ejecución no hay empresa

 

Una vez clarificado el modelo de negocio, la única manera de saber si funciona es implementarlo.

Si buscamos la perfección, la mala noticia es que no existe. Lo  importante, si tienes una buena idea y la has desarrollado dentro de en un buen modelo de negocio,  es que la implementes lo antes posible.

El contraste con la realidad te va a permitir un aprendizaje que va a ser clave para el desarrollo de tu empresa y que cualquier manual o modelo teórico no es capaz de proporcionarte.

Esta es la regla de las tres I’s…..Implementa, Implementa e Implementa.

Es más importante una realidad aunque no sea la que más nos guste, que un sueño maravilloso esbozado en un papel. 

A modo de conclusión

Los datos estadísticos nos indican que el 80% de las empresas no sobreviven a los primeros 3 años de vida.

Iniciar un proyecto, con  nuestra experiencia y un buen acompañamiento, nos va a permitir aprender más rápido. Así  minimizamos  el coste del aprendizaje y multiplicamos las posibilidades de hacer reales nuestro sueños.

Desde SECOT te podemos ayudar.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.